Compartir en Facebook

Navalny quedó en libertad, tras ser detenido en una manifestación contra Putin

Navalny quedó en libertad, tras ser detenido en una manifestación contra Putin

Dos días antes de que Putin asuma su cuarto mandato presidencial, Navalny fue detenido junta a otras 1.600 personas, durante las protestas realizadas el sábado en 90 ciudades.

El líder opositor ruso, Alexey Navalny, quedó en libertad este domingo por la madrugada tras permanecer detenido varias horas luego de que el sábado fuera detenido en una manifestación contra el presidente Vladimir Putin, en Moscú, y quedó formalmente acusado de organizar una protesta no autorizada.

El opositor ruso contó vía Twitter que fue puesto en libertad antes del juicio y que abandonó el departamento de Policía de la capital rusa pasada la medianoche. Sin embargo, sobre Navalny pesa el cargo de organizar un evento público sin permiso y de resistencia a la autoridad, y quedará a la espera de que un tribunal revise su caso el próximo 11 de mayo, informó un abogado de la fundación anticorrupción de Navalny a la agencia de noticias Interfax.

Вчера был важный день. Пятый срок Путина – яма, в которую тянут Россию. Но почти в ста городах страны нашлись смелые люди, которые вышли и показали: нас не запугать, мы не станем рабами, мы будем бороться. Нам не нужен царь. pic.twitter.com/CYMnw5Wgt1

— Alexey Navalny (@navalny) 6 de mayo de 2018

El sábado, bajo el lema "No es un zar para nosotros", Navalny convocó a sus seguidores a salir a las calles del país para protestar contra Putin, que asumirá mañana un nuevo mandato de seis años. Las manifestaciones contra la prolongada permanencia en el poder de Putin -18 años- así como contra la corrupción y la censura en Internet en Rusia se extendieron a unas 90 ciudades del país.

Напавшие на митингующих в Москве казаки оказались связаны с мэрией Москвы https://t.co/MRLUFlYIeV via @thebell_io

— Alexey Navalny (@navalny) 6 de mayo de 2018



Palestina

Hamas acusa a Israel por la muerte de seis de sus milicianos en una explosión