Compartir en Facebook

Siria asegura que el informe sobre el uso de armas químicas carece de credibilidad

Niños inmigrantes juegan en una columpio entre los escombros de casas destruidas en ataques aéreos en Al-Nashabiyah (Siria). EFE
Más

El Cairo, 1 jul (EFE).- El Ministerio sirio de Asuntos Exteriores aseguró hoy que el informe presentado por la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) sobre el uso de armas químicas en la ciudad de Jan Shijún carece de credibilidad y contiene "alegaciones falsas".

La cartera sostiene que el comité de investigaciones se basó en testimonios de "terroristas" en Turquía, lo que "refleja que no contiene ni el mínimo rastro de verdad".

"El informe ofrece unas alegaciones inventadas y falsas, no tienen credibilidad, y además no es aceptable bajo ningún punto de vista, debido a que está lejos de toda lógica", agrega la nota, recogida por la agencia oficial siria, SANA.

Asimismo, denuncia que fue redactado por "un pensamiento enfermizo que solo tiene en mente inventar conspiraciones y encontrar la manera de levantar la devastada moral de los grupos terroristas".

El ministerio pidió a la OPAQ que elabore un "informe honesto" y con credibilidad y que no se "someta a la provocación de los países y las partes que le impiden a llegar a la verdad".

La OPAQ confirmó este viernes el uso de armas químicas en el ataque del pasado 4 de abril contra la localidad siria de Jan Shijún, en el sur de la provincia de Idleb.

Según un estudio realizado a partir de las pruebas recopiladas por una misión de investigación de ese organismo, se corroboró que "la población estuvo expuesta al gas sarín".

La organización precisó en un comunicado que el objetivo de esa misión fue determinar si se habían usado armas químicas, pero no quién es el responsable de los supuestos ataques.

Un equipo de la misión de investigación de la OPAQ fue desplegado a las 24 horas de la alerta sobre el ataque, aunque por motivos de seguridad ese grupo no puso visitar Jan Shijún, recordó la organización.

El rápido despliegue en un país vecino permitió al equipo, no obstante, asistir a las autopsias y recopilar muestras biomédicas de los heridos, así como entrevistar a testigos y recibir muestras del entorno ambiental.

Según la OPAQ, se utilizó una metodología rigurosa para realizar la investigación del supuesto uso de armas químicas, que tuvo en cuenta la corroboración de los testimonios de los entrevistados, documentos de investigación y otros registros, y las características de las muestras facilitadas por el Gobierno sirio.

El consejo ejecutivo de la OPAQ examinará el informe, que ha sido enviado al Consejo de Seguridad de la ONU, el próximo 5 de julio.

RebloguearCompartirTuitearCompartir