Compartir en Facebook

España: La policía española asume la vigilancia del máximo tribunal catalán.

España: La policía española asume la vigilancia del máximo tribunal catalán.

La policía española asume la vigilancia del máximo tribunal catalán
En la imagen, furgonetas de la Policía Nacional y los Mossos d’Esquadra ante la sede del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, en Barcelona, el 9 de octubre de 2017. REUTERS/Gonzalo Fuentes
Más

La Policía Nacional española asumió el lunes el mando en la vigilancia del principal tribunal de Cataluña, tradicionalmente custodiado por los Mossos d’Esquadra, en una medida solicitada por el propio presidente del tribunal ante el hipotético caso de una declaración de independencia en la región.

“Desde hoy y de acuerdo con esta decisión, la vigilancia del Palacio de Justicia (sede del Tribunal Superior de Justicia) es compartida por ambos cuerpos policiales bajo el mando de Policía Nacional”, dijo el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJCat) en un comunicado.

Una fuente del TSJCat dijo que la dotación de Policía Nacional, de entre 8 y 10 agentes, ya se había incorporado a la vigilancia de la sede judicial, donde habitualmente hay una docena de mossos realizando esa tarea.

La medida, una de las primeras de carácter preventivo ante una hipotética declaración de independencia, está dirigida a “extremar la seguridad del edificio y garantizar su pleno y normal funcionamiento” ante la posibilidad de que el Parlament de Catalunya decida realizar la declaración y aplicar una ley de transitoriedad, pese a estar anulada por el Tribunal Constitucional.

La medida se produce a un día de que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, comparezca en un Pleno del Parlament catalán en el que se especula que podría realizarse una declaración de independencia.

En su articulado, la anulada ley de transitoriedad prevé de la supresión del TSJCat y la figura de su presidente en cuestión de días desde su entrada en vigor, sustituyendo el organismo por un “Tribunal Supremo de Cataluña”.

La tensión política ha ido en aumento desde la celebración del referéndum del 1 de octubre -que tampoco fue autorizado por el Tribunal Constitucional-, generando la mayor crisis institucional de España desde hace décadas, agitando los mercados y provocando un éxodo de empresas de la región a otros lugares del territorio nacional.

El papel de la policía catalana, la Guardia Civil y la Policía Nacional fue puesto en cuestión durante la jornada del referéndum de independencia y los días posteriores de protestas en Cataluña, con multitud de denuncias y actuaciones judiciales abiertas contra ellas.