Compartir en Facebook

Fuerzas iraquíes anunciarán la "victoria" en Mosul, pero el EI aún resiste

Fotografía facilitada el pasado jueves que muestra a una familia mientras huye de su hogar por el enfrentamiento entre las tropas iraquíes y el Estado Islámico (EI) en el casco antiguo de la ciudad de Mosul (Irak). EFE
Más

Mosul (Irak), 8 jul (EFE).- Las fuerzas iraquíes se disponen a anunciar la "victoria" contra el grupo Estado Islámico (EI) en la ciudad septentrional de Mosul, mientras que los yihadistas, cada vez más acorralados, han recurrido al uso de terroristas suicidas mujeres y siguen resistiendo en reductos del casco antiguo.

El portavoz de la Comandancia de Operaciones Conjuntas, Yehia Rasul, declaró hoy a Efe que las autoridades iraquíes van a anunciar "la victoria frente al grupo terrorista (Estado Islámico) en las próximas horas, después de limpiar (de explosivos) todas las zonas de Mosul".

Sin embargo, informó de que los combates con los yihadistas prosiguen en el barrio de Al Maidan y otras zonas muy limitadas del casco antiguo de la urbe, donde se libra una batalla "por los últimos metros".

Pero el EI no se rendirá hasta el final y muestra de ello es que, en los últimos días, ha recurrido al empleo de kamikazes mujeres para detener el avance de las tropas iraquíes, que suelen inspeccionar sólo a los varones.

Un miembro del cuerpo de Operaciones Especiales de las Fuerzas Antiterroristas, Siyad Haidar, dijo a Efe que siete de sus compañeros murieron esta semana y trece resultaron heridos, después de que una mujer que llevaba explosivos adosados al cuerpo se hiciera explotar cerca de sus posiciones en la ciudad vieja.

"Esta es la última herramienta del grupo terrorista para vengarse (de sus enemigos), usando a mujeres y chicas de entre 13 y 17 años de edad como suicidas", detalló Haidar.

Aseguró que los radicales han multiplicado los ataques suicidas y varios fueron llevados a cabo por jóvenes dotadas de cinturones explosivos, que se infiltraron entre las familias que huían del casco antiguo y detonaron los artefactos en medio de estas, cuando llegaron a zonas bajo el control de las tropas.

Haidar relató la historia de una kamikaze de 17 años que se dirigió hacia las fuerzas iraquíes "alegre y ululando" (muestra de júbilo por parte de las mujeres árabes) y, al acercarse a los soldados, hizo detonar sus explosivos, matando a uniformados y desplazados, aunque no especificó cuántos de ellos fallecieron.

A pesar de las amenazas y de la férrea resistencia del EI, las unidades de la Policía Federal tomaron hoy el control del área de Bab al Tub, el zoco de Saga y la calle Nuyifi.

Según un comunicado de la Comandancia de las Operaciones Conjuntas, los policías mataron a un líder yihadista apodado Abu Hefsa al Saudí, cuando estaba intentando escapar de la parte occidental de Mosul hacia la orilla oriental, a través del río Tigris, que divide la urbe en dos de norte a sur.

Asimismo, en las operaciones militares de hoy, al menos veinticinco combatientes del EI fueron abatidos y otros seis, detenidos cuando intentaban huir de los combates, de acuerdo con la nota.

Por su parte, las tropas del Ejército iraquí recuperaron la zona de Dika Berka y la mezquita de Al Shat, ubicadas en la zona histórica, donde los radicales controlan un área cada vez más limitada en el extremo nororiental de la misma.

Las fuerzas gubernamentales les han acorralado, avanzando por el oeste y el sur, mientras que por el este se encuentra el Tigris, lo cual imposibilita la huida de los yihadistas, que se teme que siguen reteniendo a miles de civiles como "escudos humanos".

Conforme a datos de la ONU, entre 10.000 y 20.000 personas permanecen atrapadas en el casco antiguo de Mosul, aunque cada día cientos de ellas son evacuadas por las unidades castrenses, a medida que progresan y arrebatan más territorio al EI, cuyas defensas empiezan a flaquear.

Aún así, el grupo ha podido lanzar contraataques tanto en el interior de Mosul como en los alrededores de la misma, donde aún domina algunas zonas al oeste de la ciudad, que ha sido su principal bastión urbano desde que conquistó amplios territorios del norte de Irak en verano de 2014.

RebloguearCompartirTuitearCompartir