Compartir en Facebook

El ejército sirio inicia una ofensiva en el sur coincidiendo con el alto el fuego

Vista de los tanques israelíes patrullando los Altos del Golán en Israel junto a la frontera siria. EFE/Archivo
Más

Beirut, 10 jul (EFE).- El Ejercito sirio inició hoy una ofensiva en la provincia meridional de Al Sueida, que, según las autoridades, tiene como objetivo al grupo terrorista Estado Islámico (EI), aunque fuentes opositoras aseguraron que es contra los rebeldes, coincidiendo con un alto el fuego en el sur del país.

Fuentes militares, citadas por la agencia de noticias oficial siria, SANA, anunciaron que unidades de las Fuerzas Armadas comenzaron este lunes una operación contra el EI en el este de Al Sueida.

Durante el ataque, los soldados conquistaron varios pueblos y colinas en Al Sueida, como Deir al Nasarani y Rayem al Baqr, donde mataron a "un gran número de terroristas" del EI y destruyeron sus armas.

Sin embargo, el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abderrahman, dijo a Efe por teléfono que no hay ninguna presencia del EI en esa zona, donde solo se encuentran milicianos del grupo Asuad al Sharquía, perteneciente al Ejército Libre Sirio (ELS) y apoyado por EEUU, y otras facciones.

El portavoz de Asuad al Sharquía, Saad al Hach, señaló, por su parte, en una conversación telefónica con Efe que "la batalla continúa en el este de Al Sueida, después de que el régimen progresara y se adentrara por el desierto" de esta provincia.

"El ELS intenta frenar esta ofensiva, la mayor lanzada por el régimen en el área, que ha enviado a 3.000 efectivos y milicianos, y está acompañada de bombardeos de aviones rusos y vehículos blindados", indicó Al Hach.

En un comunicado, Asuad al Sharquía exigió una "intervención inmediata" de la comunidad internacional para "detener la cobertura rusa al régimen sirio".

La nota recuerda que, el pasado 18 de marzo, los rebeldes expulsaron de esa región al EI: "Afirmamos que no hay ninguna presencia del 'Dáesh' (acrónimo en árabe de Estado Islámico) en esa área", subraya.

El texto critica que Rusia se siente en la mesa de negociaciones y sea parte garante en el diálogo sobre Siria en Ginebra y Astaná, mientras ayuda con su aviación a las fuerzas gubernamentales.

Desde el mediodía de ayer está en vigor en las provincias del sur de Siria, Al Sueida, Al Quneitra y Deraa, un alto el fuego acordado por EEUU, Rusia y Jordania.

Pese a las violaciones a la tregua en Al Sueida, una calma aparente prevaleció hoy en la ciudad de Deraa, la mayor del sur de Siria.

El director del Organismo General opositor para los Servicios Urbanos de esa población, Ramzi Abu Nabut, apuntó a Efe por teléfono que tan solo hubo algunas infracciones anoche.

Abu Nabut denunció que los efectivos gubernamentales arrojaron cohetes contra partes bajo control opositor de la urbe, así como contra las localidades de Saida y Al Naima.

"Gracias a Dios no hubo heridos, solo daños materiales en algunas viviendas", destacó.

El Observatorio informó de violaciones por parte de ambos bandos, tanto en Deraa como en la vecina región de Al Quneitra.

Según la ONG, tres proyectiles cayeron la pasada madrugada en el barrio de Tariq al Sad, en Deraa, y hubo intercambio de disparos en el distrito de Deraa al Balad, en la misma ciudad.

Además, los efectivos leales al presidente sirio, Bachar al Asad, lanzaron proyectiles contra el pueblo de Saida, en el este de la provincia de Deraa, mientras que ambos bandos -el ejército y los rebeldes- intercambiaron fuego de proyectiles en Al Naima, en el este de la región, remarcó la ONG.

Deraa está considerada como la "cuna de la revolución siria", ya que en ella estallaron las protestas que más tarde derivaron en el conflicto actual en marzo de 2011.

Abu Nabut afirmó que "desafortunadamente los civiles no confían en el régimen, porque después de todas las treguas siempre ha habido después una ofensiva".

Por ello, muchos aprovecharon para abandonar sus casas y se marcharon a zonas más seguras la semana pasada durante el alto el fuego de la semana pasada, aseguró esta fuente.

Y es que, aunque la tregua actual fue anunciada el viernes y formalmente entró en vigor ayer, en realidad es una prolongación del cese de las hostilidades declarado el pasado 2 de julio por las Fuerzas Armadas Sirias en el sur del país.

Estos acontecimientos coinciden hoy con la reanudación de las conversaciones de paz entre una delegación del Gobierno sirio y otra de la oposición en Ginebra, auspiciadas por la ONU.

RebloguearCompartirTuitearCompartir