Compartir en Facebook

El ejército sirio busca garantizar la seguridad de la base aérea de Deir al Zur

Un grupo de personas huye de los combates entre fuerzas de coalición y miembros de ISIS en Al Raqa. Siria. EFE/Archivo
Más

Beirut, 15 sep (EFE).- Las fuerzas gubernamentales sirias buscan ampliar el perímetro de seguridad alrededor del aeropuerto militar de la ciudad de Deir al Zur (noreste), donde hoy se batieron contra los combatientes del grupo terrorista Estado Islámico (EI).

Los choques se extendieron desde las inmediaciones de la base aérea hasta el pueblo de Yafra, contiguo al aeropuerto, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

También hubo enfrentamientos en la localidad de Muhsen, en la periferia de Deir al Zur.

El pasado sábado, el ejército sirio, con la cobertura de la aviación rusa, rompió el cerco de los yihadistas a la base aérea de Deir al Zur, tras más de tres años de aislamiento.

Por otro lado, aviones de combate no identificados reanudaron los bombardeos contra distintas partes de la provincia de Deir al Zur, después de la masacre perpetrada ayer por aparatos de la coalición internacional, liderada por EEUU, y Rusia que mataron a más de medio centenar de personas en poblaciones del este de la región.

Durante este viernes, al menos cinco personas, todas ellas familiares de milicianos del EI, perdieron la vida por un ataque aéreo en la localidad de Al Ashara.

Hubo bombardeos similares en las zonas de Al Jarita, Al Shamitia y Ayash, que ocasionaron daños materiales.

Asimismo, un ataque de aviones de origen desconocido tuvo como blanco un vehículo de seguidores del EI en el área de Al Quria, en el este de la provincia de Deir al Zur, donde hay informaciones no confirmadas de que podría haber extremistas muertos.

El Observatorio apuntó que el ataque podría haber sido efectuado por la coalición internacional, que respalda a las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada encabezada por milicias kurdas.

Actualmente, Deir al Zur es escenario de dos ofensivas de las tropas gubernamentales sirias y de las FSD, que se han centrado por el momento en la capital homónima y su extrarradio.

Las FSD luchan también contra el EI en la urbe de Al Raqa, el otro bastión que le queda a los radicales en Siria, donde la principal milicia kurdosiria, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG, en sus siglas en kurdo) -componente más importante de las FSD-, aseguraron hoy que han recuperado el 70 % de la población.

En un comunicado publicado en su página web, las YPG destacaron que los combates han aumentado "drásticamente" en la última semana en el centro de Al Raqa.

La nota subraya que los yihadistas se esconden entre los civiles y en el Hospital Nacional, así como en otros sitios alejados de los bombardeos de la coalición.

Las YPG precisaron que actualmente las hostilidades se concentran en las proximidades de ese centro sanitario, que dejó de funcionar hace tiempo y donde hay apostados francotiradores del EI.

Las milicias kurdas y sus aliados, que cuentan, además, con el respaldo de efectivos especiales de EEUU sobre el terreno, iniciaron en junio su ofensiva contra el EI en Al Raqa.

En los últimos meses, la organización extremista, que llegó a dominar amplias partes del territorio en Siria e Irak, ha perdido algunos de sus principales dominios en ambos países.

En el caso de Siria, el EI ha retrocedido notablemente en los últimos cuatro meses y se ha quedado sin el 70 % del territorio que tenía en su poder, según el Observatorio.

Desde el 6 de mayo, los extremistas han pasado de controlar 72.300 kilómetros cuadrados, el 39,1 % de Siria, a dominar el 12,3 %, que equivale a 22.800 kilómetros cuadrados.

El Observatorio mide las pérdidas de los radicales desde esa fecha, porque es cuando entró en vigor en Siria el acuerdo para la creación de zonas de distensión en el país, que ha reducido la violencia en algunas partes, lo que ha permitido a las fuerzas gubernamentales concentrarse en la lucha contra el EI.

De hecho, el bando que más ha avanzado en este tiempo ha sido el de los leales al Gobierno sirio, que actualmente tienen en sus manos el 48 % del territorio, 89.000 kilómetros cuadrados, frente al 19,3 % (36.000 kilómetros cuadrados) que tenía en sus manos en mayo.

La ONG subrayó que el respaldo de Rusia ha sido determinante para este progreso gubernamental.

RebloguearCompartirTuitearCompartir