Compartir en Facebook

Calma en áreas del suroeste de Siria donde entrará en vigor el alto el fuego

El presidente estadounidense, Donald J. Trump (i), y el presidente ruso, Vladímir Putin, en la cumbre de líderes de estado y gobierno del G20, en Hamburgo (Alemania), ayer. EFE
Más

El Cairo, 8 jul (EFE).- El alto el fuego anunciado por Rusia y EE.UU. entrará en vigor mañana en el sur de Siria, donde ya rige una tregua declarada por el Ejército nacional desde el domingo pasado y donde a lo largo de hoy disminuyeron las hostilidades.

El acuerdo fue alcanzado ayer en Hamburgo (Alemania) por los presidentes de Estados Unidos y Rusia, Donald Trump y Vladímir Putin, respectivamente, en la cumbre del G20.

El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, detalló que la tregua en Siria entrará en vigor a mediodía local del domingo 9 de julio, en las provincias sureñas de Deraa, Al Quneitra y Al Sueida.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos aseguró que la calma reina en esas tres áreas horas antes de la aplicación del acuerdo, aunque esta mañana se registraron bombardeos efectuados por la aviación gubernamental.

Una mujer murió en esos ataques aéreos y varias personas más resultaron heridas, según el Observatorio, organización que denunció que los helicópteros han aumentado el lanzamiento de barriles de explosivos sobre zonas del noreste de la provincia de Deraa, como Al Luyá y Al Zabayer.

El Ejército sirio había anunciado una tregua en el sur de Siria, que entró en vigor el mediodía del pasado domingo y fue prolongada ayer hasta el día de hoy.

Un comunicado de la Comandancia General de las Fuerzas Armadas señaló que el objetivo es "apoyar el proceso paz y la reconciliación nacional", coincidiendo con una ronda de conversaciones sobre Siria celebrada entre el 4 y el 5 de julio en Astaná y que concluyó sin acuerdo sobre la delimitación de las llamadas "zonas de distensión".

Esas áreas fueron acordadas en la anterior ronda del diálogo, celebrada en la capital de Kazajistán en mayo, con la mediación de Rusia e Irán -aliados de Damasco- y Turquía -valedora de la oposición- pero aún no se han sellado los detalles de las mismas.

Las zonas se ubican en las provincias de Idlib y Alepo (norte), Homs (centro), Deraa (sur) y en la región de Guta Oriental, próxima a la capital, donde hay presencia de grupos insurgentes de diferentes tendencias, incluido el yihadista Estado Islámico y la exfilial siria de Al Qaeda.

La zona sureña ha registrado un repunte de la violencia en las últimas semanas y el jefe de la delegación opositora siria en las negociaciones de Astaná, Ahmad Al Bari, denunció esta semana que EE.UU. y Jordania no permitieron a los rebeldes que operan allí participar en el diálogo en Kazajistán.

Mientras, el jefe de la delegación rusa, Alexandr Lavréntiev, dijo que no hubo avances en Astaná sobre la creación de una "zona de distensión" en el sur de Siria por la falta de cooperación de Washington y Ammán.

Finalmente, Rusia y EE.UU. han desbloqueado la situación, con el anuncio de un alto el fuego, en el que participa también Jordania, tal y como confirmó el reino anoche en un comunicado.

El ministro jordano para Asuntos de Medios de Información, Mohamed Momani, explicó que el alto el fuego se aplicará en las zonas "de contacto" entre las fuerzas gubernamentales y las opositoras.

Consideró que el acuerdo es "un paso hacia una reducción permanente de la escalada (de la violencia) en el sur de Siria", con el objetivo de "poner fin a las hostilidades y recuperar la estabilidad" y "permitir el envío de asistencia humanitaria a estas zonas de Siria".

También el viceenviado especial de la ONU para Siria, Ramzi Ezedin Ramzi, calificó hoy el acuerdo de "desarrollo positivo" y "un paso hacia la dirección correcta", durante una visita a Damasco.

El representante deseó que se alcancen más acuerdos sobre las "zonas de distensión", lo cual "empujará el proceso político" en Siria, según la agencia oficial de noticias, SANA.

Aun así, la ONU dijo recientemente que esas áreas sólo serán realmente efectivas cuando cese la violencia del todo y la asistencia humanitaria llegue a los civiles.

La distribución de asistencia será la tercera fase, después de que el alto el fuego sea efectivo y los combatientes se retiren, como señaló el Observatorio.

Asimismo, la ONG indicó que posteriormente se permitirá la vuelta de los refugiados sirios desde Jordania, que se encuentra próxima a esas áreas del suroeste y ha recibido a centenares de miles de sirios a través de su frontera.

RebloguearCompartirTuitearCompartir