Compartir en Facebook

Bolivia: El ministro de Obras Públicas relegó a los alcaldes de Cercado y Quillacollo.

Bolivia: El ministro de Obras Públicas relegó a los alcaldes de Cercado y Quillacollo.

El ministro de Obras Públicas, Milton Claros, relegó ayer a los alcaldes de Cercado y Quillacollo, José María Leyes y Eduardo Mérida, de la reunión preparatoria para el inicio de las obras del tren metropolitano que se realizó en la Gobernación.

Sólo participaron los alcaldes del MAS del eje metropolitano: Sipe Sipe, Vinto, Colcapirhua y Sacaba, además, de la concejal de Cercado, Celima Torrico.

El alcalde de Cercado, José María Leyes, manifestó que no recibió ninguna invitación para participar en la reunión.

En este encuentro se confirmó el inicio de las obras del tren para el jueves a las 19:00 en la estación de San Antonio con la presencia del presidente Evo Morales y la participación de Los Kjarkas.

“Le hemos pedido al Ministerio que envíe el diseño final o el que tenga; hasta ahora no nos han hecho llegar”, dijo Leyes.

Quillacollo informó que Mérida tampoco fue convocado, aparentemente, porque la reunión coincidió con la festividad de la Virgen de Urkupiña.

Mérida declaró el viernes que el tren es una obra que le hará bien a la ciudadanía, “pero sería bueno que se socialice y no se maneje sólo en esferas del Gobierno y la Gobernación”.

Siguió: “Yo estuve en la primera socialización, pero ahora entendemos que se cambió y no sabemos qué más pasó”.

Los alcaldes que ayer se reunieron con Claros se limitaron a invitar a la “fiesta” del inicio de obras. La concejal Torrico se molestó por algunas preguntas.

El ministro Claros precisó que el alcalde Leyes y el secretario general, Ricardo Pol, recibieron una explicación personal sobre el proyecto, además del representante del Transporte Federado, José Orellana. “Creo que tienen que hacer un poco de memoria, nosotros tenemos actas”, dijo.

Segundo contrato

El Ministerio de Obras Públicos adjudicó las obras del tren por 630 millones de dólares en 2015, 504 para la construcción, a la española JOCA que luego se asoció con Molinari con el 100 por ciento de financiamiento del proponente.

Después de dos años de gestionar el financiamiento, se lanzó una segunda invitación para que entre el 18 y 25 de julio las empresas presenten sus propuestas.

El 4 de agosto, el viceministro de Transportes, Galo Bonifaz, firmó el segundo contrato con la Asociación Accidental Tunari, conformada por JOCA y Molinari, por 447,6 millones de dólares que saldrán del Tesoro General de la Nación. El coordinador del tren, Ariel Torrico, dijo a la prensa que el tren generará 800 fuentes de trabajo directas.

Facebook

El anuncio de obras estuvo acompañado de la apertura de una página de fans en Facebook: “Tren Metropolitano Cochabamba” y “El tren orgullo Cochabamba #MiTren”.

MINISTRO DEFINE A ENEMIGOS

El ministro de Obras Públicas, Milton Claros, que hace dos años anunció la construcción del tren metropolitano con el 100 por ciento de financiamiento del proponente, confirmó que ahora la obra se hará con recursos del Estado.

Al igual que la anterior semana, el titular del Ministerio decidió quiénes son enemigos del proyecto y quiénes los supuestos aliados, como la Sociedad de Ingenieros de Bolivia.

El ministro Claros volvió a atacar a Los Tiempos. “Si hay alguien que está en contra que se manifieste y lo están haciendo; no solamente, lo están haciendo personajes nefastos para el desarrollo de Cochabamba y con nombre y apellido: Mario Orellana, José Orellana, el municipio que toda una vida desconoce el proyecto y además Los Tiempos”, dijo.

Expresó que el medio de comunicación tiene otros intereses y mencionó a una Asociación Accidental Hyundai Los Tiempos. En los dos últimos años, el Ministro ha eludido las preguntas del periódico sobre todo las relacionadas con empresa JOCA.

PREVÉN UN ANTICIPO DEL 20%

La Asociación Accidental Tunari, conformada por la española JOCA y la suizo alemana Molinari, podrá solicitar un anticipo del 20 por ciento del monto total del contrato, 447,6 millones de dólares, del Tesoro General de la Nación (TGN) para el inicio de obras, según el Documento de Solicitud de Propuesta.

A cambio se le exigirá una Póliza de Seguro de Caución a Primer Requerimiento como garantía de correcta inversión de anticipo por el 100 por ciento del monto desembolsado.

La garantía se podrá ejecutar si el contratista no comienza las obras dentro los 20 días de haber recibido el anticipo.

La garantía de cumplimiento de contrato se hará en dos fases. La primera del 7 por ciento, 48,7 millones de bolivianos, y la segunda  de 3.063.400.151,00, según el mismo documento.

Antes de cambiar la fuente de financiamiento, JOCA y Molinari tenían que garantizar los recursos a través de un crédito de 630 millones de dólares, que contemplaba el pago de impuestos por 52 millones de dólares y 126 millones por los intereses.