Compartir en Facebook

admin

Acer Chromebook Tab 10, primeras impresiones: así se prepara un tablet con Chrome OS para sobrevivir a niños y estudiantes

No todo es Windows o Mac en escritorio y no todo es Android o iOS en tablet. Acer es uno de los fabricantes que sigue apostando por el sistema operativo de Google, y en esta nueva remesa de dispositivos tenemos una tablet con ChromeOS, os contamos qué tal va en nuestras primeras impresiones de la Acer Chromebook Tab 10. El tablet está dentro de la familia de dispositivos que el fabricante ha orientado más a la educación, buscando que sean productos de menor coste y que suplan las necesidades básicas de un estudiante o un usuario no demasiado exigente. Como indica su nombre, se trata de un tablet de (casi) 10 pulgadas, con acabado en plástico rugoso, sin escatimar en puertos y con un puntero Wacom integrado, aunque en la experiencia hemos tenido de todo un poco. Más que estética, resistencia La idea es crear un dispositivo sencillo y sobre todo asequible, y aquí hemos de dejar a un lado grandes resoluciones o materiales que buscan llegar a la excelencia. La Chromebook Tab 10 está construida en plástico con una estética que nos recuerda más a los primeros tablets Android de 10 pulgadas, en parte por presentar unos considerables marcos rodeando su pantalla de 10 pulgadas. No es un tablet compacto; mide 17,22 x 23,83 x 0,99 centímetros, dimensiones que están cerca de las del iPad Pro de 9,7 pulgadas (16,95 x 24 x 0,75 centímetros) salvo por el grosor. Aunque en este caso hay algún otro motivo además de no invertir en adelgazamiento: como hemos dicho al inicio hay un stylus que se guarda en el propio tablet, a lo Galaxy Note. El poder guardar el puntero dentro probablemente haya engrosado el diseño, pero tiene la ventaja de que así se reducen las posibilidades de perderlo Decisión que tiene sentido si pensamos en el público diana, dado que guardar el puntero en el propio terminal reducirá las posibilidades de pérdida (algo importante hablando de alumnos de colegio) y quizás compense sacrificar la delgadez. Aunque el tablet pesa más de medio kilogramo (540 gramos) y al final se hace algo pesado. El plástico que cubre la parte trasera tiene un acabado en brillo (pero bastante discreto) y con rayas microperforadas que ayudan al agarre. No se nos resbala y pese al peso resulta cómoda en la sujeción al perfilar bordes curvados en la parte trasera. Decisión comprensible (y probablemente correcta) también la de recurrir al plástico. Un material que suele ser bastante más resistente a arañazos y que no se aboya con los golpes, los cuales son más probables en este perfil de usuario que dibujábamos por lo que explicaba la marca. Algo pasa en el desempeño Optar por ChromeOS es una manera de diferenciarse y de tirar por un sistema sencillo que proporcione lo suficiente para un perfil de uso no exigente. Efectivamente la navegación por el sistema es sencilla y relativamente intuitiva y sólo con las apps de Google ya hay suficiente para escribir, crear hojas de cálculo, presentaciones o esquemas sencillos y tener almacenamiento para todo ello. Pero para mover cualquier sistema es básico tener un motor electrónico competente, y en el desempeño de este tablet hemos visto algunos indicios de que o bien el software no está bien depurado del todo o el hardware del tablet (un procesador Rockchip RK33XX a 2 GHz y 4 GB de RAM) no son suficientes para tirar de ello (o hacerlo correctamente). Nos hemos encontrado con lag puntual pero completamente aleatorio, con lentitud en la respuesta a botones pero cargando bien apps como el 'PUBG' para móviles, así como algún tablet que no respondía directamente por estar bloqueado. Teniendo en cuenta que hay 4 GB de RAM (más que suficientes en la actualidad, y más para un producto de baja gama) puede que por una parte el hexacore a 2 GHz se quede corto y que por otra se trate de un software preliminar o a prueba, siendo dispositivos nuevos. Sea lo que sea es algo a vigilar para la salida al mercado, ya que no cabe esperar un desempeño de un dispositivo tope de gama pero tampoco es normal encontrarnos esos bloqueos. Salvando estos incidentes puntuales el tablet rinde y también el stylus Wacom, que nos vale para hacer bocetos sencillos en apps de dibujo que se incluyen en el software. No tiene una precisión y sensibilidad de los punteros más avanzados (y caros), pero es suficiente para un uso básico y más bien dinámico (hacer un boceto rápido durante una clase, etc.). La pantalla se porta bien en interiores (donde la hemos podido probar) y por el nivel de brillo y color buscando la exposición más directa a la luz nos da la impresión de que estará en la mayoría de escenarios a estos niveles, aunque los 2.048 x 1.536 píxeles no se disfrutan en juegos que se ejecutan en una resolución u otra según la tarjeta gráfica (como el 'PUBG'). Para todo lo demás (procesadores de texto, web, vídeo, etc.) está bastante bien, quizás le falta un poco de contraste. Comentar también que tiene dos cámaras (trasera y delantera), y que puede servir para videoconferencias o realizar fotografías. Aunque al menos en interiores (bien iluminados) la calidad es baja, similar a la que encontramos en webcams de portátiles, con fotografías y vídeos con poca definición y mucha acuarela, pero no va a golpes y el desempeño es correcto. Las aulas, el otro campo de batalla No es algo aún global ni mucho menos, pero es justo decir que la dinámica en las aulas ha cambiado mucho en la última década y que la presencia de la electrónica se ha normalizado, tanto en las clases como en la rutina del alumno y el profesor. No en todos los colegios pueden haber pizarras digitales, aulas de informática o cada alumno puede llevar su equipo, pero por parte de los fabricantes estamos viendo desde hace años ese empeño en digitalizar la docencia y tanto Apple, como Microsoft, como Google y otros fabricantes buscan su hueco aquí. Acer es uno de ellos, haciendo su apuesta con los sistemas de Microsoft y Google, y presentando una nueva ronda de dispositivos con ChromeOS enfocada en parte al sector educativo. Este tablet es una de las piezas de esa apuesta, ¿encaja como "cuaderno" electrónico en las aulas? Encaja porque en teoría sirve cualquier dispositivo que soporte el software que se use (dependiendo de la compatibilidad en ocasiones), y si se trata de usar las apps de Google no habrá ningún problema. Pero pese a trasladar continuamente esa sensación de producto de bajo coste nos encontramos con un precio de 329,99 dólares (unos 281 euros, está en la web de Acer, pero aún no conocemos la disponibilidad), lo que vale el iPad Pro de 9,7 pulgadas (en dólares), con lo cual no implica tampoco una gran diferencia de coste (y es bastante más gruesa). Faltará ver también hasta qué mercados llegan los dispositivos Chrome, y sobre todo si en el futuro se corrigen esos pequeños fallos que hemos visto y que empobrecen un poco la experiencia con respecto a otros dispositivos (tablets y convertibles) con otros sistemas. También te recomendamos iPhone 8 Plus, primeras impresiones: Apple esconde lo más interesante bajo un diseño de hace años Huawei Nova 2 y Plus, primeras impresiones: bienvenida a la familia, doble cámara. Hasta luego, diseño original Romances, asesinatos, secuestros… Lo que da de sí una lavandería en esto del cine - La noticia Acer Chromebook Tab 10, primeras impresiones: así se prepara un tablet con Chrome OS para sobrevivir a niños y estudiantes fue publicada originalmente en Xataka por Anna Martí .

Leer más »

Los estrenos de Netflix para junio de 2018

Las series y los documentales figuran entre los contenidos más destacados de las novedades que Netflix va a incluir en su catálogo en España para este mes de junio. Sólo con los regresos de 'GLOW' y 'Luke Cage', las series ya resaltarían más, pero es que, además, por fin va a debutar en la plataforma 'Paquita Salas', un proyecto que ha ganado aún más anticipación por la popularidad que han ido adquiriendo sus creadores, Javier Calvo y Javier Ambrossi. Por lo demás, los fans del true crime tienen una cita con la docuserie más adictiva del género, 'The Staircase', una exploración sobre la muerte de una mujer, la posible culpabilidad de su marido, un juicio lleno de vueltas y revueltas y sorprendentes revelaciones a cada paso. Catálogo de nuevas series en España 'Paquita Salas' T2 La representante de actores más desastrosa y entrañable de la televisión española se muda a Netflix para su segunda temporada, que construirá sobre lo que sus creadores, Javier Calvo y Javier Ambrossi, lograron en la primera. Paquita continúa buscando a esa "actriz 360" a la que representar y, esta vez, hasta tendrá un encuentro con Ana Obregón por el camino. Fecha de estreno: 29 de junio. 'Luke Cage' T2 ¿Qué ocurre cuando todo el mundo sabe que eres un superhéroe, te pide ayuda y tú no te ves capaz de negarte? ¿Cómo vas a reconciliar esa faceta de justiciero indestructible con una vida más o menos normal? Ése es el dilema principal al que se enfrenta Luke Cage en su vuelta a Harlem, a su barrio, tras haber conseguido limpiar su nombre. Fecha de estreno: 22 de junio. 'GLOW' T2 Las Gorgeous Ladies of Wrestling regresan con una segunda temporada de la que se conocen pocos detalles, pero que mostrará cómo se adaptan todas las mujeres a la emisión de su programa de televisión. Sobre todo, comprobaremos si Ruth y Debbie son capaces de aprender a perdonar sus errores del pasado, a trabajar juntas y, tal vez, hasta a recuperar su amistad. Fecha de estreno: 29 de junio. Otras novedades en series 'Sense8' episodio final (8/06) 'Nailed it' T2 (29/06) 'Tú, yo y ella' T3 (1/06) 'Primero bésame' T1: Leila es una chica solitaria que pasa casi todo su tiempo en un mundo virtual llamado Agora. Allí conocerá a otra chica con un oscuro secreto -trailer- (29/06) 'Line of duty' T1-3 (1/06) 'iZombie' T3 (fecha por confirmar) 'Marcella' T2 (8/06) 'Champions' T1: Vince descubre que tiene un hijo adolescente al que le encantan los musicales, y tiene que adaptarse a tenerlo en su vida -trailer- (12/06) 'The Ranch' parte 5 (15/06) 'Unsolved: Tupac & Biggie': Miniserie sobre las investigaciones de los asesinatos de los raperos Tupac Shakur y The Notorious B.I.G. -trailer- (18/06) 'Secret City': Una periodista descubre una posible conspiración entre los gobiernos australiano y chino -trailer- (26/06) 'Club de Cuervos presenta la balada de Hugo Sánchez' (16/06) 'Marlon' (14/06) 'Fate/EXTRA Last Encore: Oblitus Copernican Theory' (15/06) Películas de estreno en Netflix 'Cazafantasmas' El reboot con reparto femenino de 'Cazafantasmas' funciona mejor cuando sus cuatro protagonistas (Melissa McCarthy, Leslie Jones, Kate McKinnon y Kristen Wiig) se dedican a interactuar entre ellas y a sacar comedia de casi cualquier cosa. Y, de postre, tiene a un Chris Hemsworth aún más divertido, demostrando que puede hacer tanto comedia como cine de superhéroes. Fecha de estreno: 7 de junio. 'Alex Strangelove' Alex es un adolescente con buenas notas y una novia estupenda que decide que es el momento de perder la virginidad. Al mismo tiempo, un chico gay del instituto le confiesa que, tal vez, siente algo por él, y Alex empieza a replantearse muchas cosas y a dudar de otras que creía que tenía muy seguras. Fecha de estreno: 8 de junio. 'Maktub' Dos criminales de poca monta de Jerusalén sobreviven, contra todo pronóstico, a un atentado. A partir de ese momento, deciden que van a dedicar sus días a ayudar a la gente; en concreto, van a intentar que las peticiones hechas frente al Muro de las Lamentaciones se hagan realidad. Es la primera película del dúo cómico israelí formado por Guy Amir y Hanan Savyon. Fecha de estreno: 15 de junio. Otras películas de estreno 'Cómo deshacerte de tu jefe' (15/06) 'Ali's wedding' (8/06) 'TAU' (29/06) '100 metros' (5/06) 'Villaviciosa de al Lado' (30/06) 'Enemigos públicos' (7/06) 'El ciudadano ilustre' (11/06) 'Un traidor como los nueestros' (15/06) 'Star Trek: Más allá' (18/06) 'Marea negra' (24/06) 'Cuatro historias de deseo' (15/06) 'Brain on fire' (22/06) 'To each, her own' (24/06) 'Calibre' (29/06) Nuevos documentales en Netflix 13 de noviembre. Atentados en París A través de los testimonios de testigos, supervivientes y trabajadores de los servicios de emergencia, esta serie reconstruye los eventos que sucedieron antes, durante y después del ataque terrorista a la sala Bataclan de París, el 13 de noviembre de 2005. Contarán sus experiencias y los actos de valentía y compasión que vivieron. Fecha de estreno: 1 de junio. 'The Staircase' El documental que inició realmente la moda por las docuseries de true crime es éste que detalla la investigación en la muerte de Kathleen Peterson, que aparece muerta al pie de las escaleras de su casa. ¿La mató su marido? ¿Fue realmente un accidente? Y si no lo fue, y su esposo no es culpable, ¿qué ocurrió de verdad? Fecha de estreno: 8 de junio. 'En pocas palabras' La web estadounidense de información general Vox realiza a menudo vídeos en los que explica de manera clara y muy visual algunos de los temas de actualidad que más conversación están generando. Entre estos figuran la disparidad salarial entre hombres y mujeres o las últimas noticias de geopolítica mundial. Esta serie estará disponible semanalmente. Fecha de estreno: 6 de junio. Otros documentales nuevos 'Recovery boys' (29/06) Especiales de comedia * 'Franco Escamilla: por la anécdota' (8/06) * 'Hannah Gadsby: Nanette' (19/06) * 'W. Kamau Bell: Private School Negro' (26/06) * 'Jani Dueñas: grandes fracasos de ayer y hoy' (29/06) * 'The Break with Michelle Wolf' (3/06, semanal) Estrenos infantiles: novedades en películas y series 'True: magical friends' (15/06) 'True: wonderful wishes' (15/06) 'Los detectives de la casa del árbol' (8/06) 'The Hollow' (8/06) 'Las aventuras de la calle Harvey' (29/06) 'Vaiana' (27/06) 'Las aventuras del gato com botas' T3-4 (16/06) 'Las aventuras de Tintín' T1-3 (15/06) También te recomendamos Lo que llega en marzo a Netflix, Wuaki y Filmin Romances, asesinatos, secuestros… Lo que da de sí una lavandería en esto del cine Netflix anuncia su primera serie española: un drama de época sobre operadoras de Telefónica - La noticia Los estrenos de Netflix para junio de 2018 fue publicada originalmente en Xataka por Marina Such .

Leer más »

Sony AF8, análisis: la apuesta de Sony en televisores por un OLED más asequible

Sony nos presentó a principios de año sus nuevos televisores OLED AF8 y XF90, dos modelos con tecnologías diferentes pero una calidad de imagen enfocada al público más exigente. El modelo XF90 añade un panel LCD con retroiluminación que ya hemos podido analizar a fondo. Ahora toca comprobar qué nos ofrece la AF8, un televisor 4K HDR con panel OLED que estrena una nueva gama dentro del catálogo de Sony y se coloca como el modelo más completo junto a la Sony A1, el actual televisor insignia de la compañía y con el que guarda un gran parecido. La tecnología OLED nos ofrece negros profundos, una colorimetría muy agradable a la vista y un contraste muy elevado, características ideales para un buen televisor. En el caso de la Sony AF8, para mejorar su imagen contamos además con un procesador 4K HDR Processor X1 Extreme. Se trata del encargado de ejecutar los múltiples algoritmos que ayudarán a mejorar las texturas, los degradados y rebajar el nivel de ruido. Hemos estado tres semanas probándola. Viendo películas en alta definición, consumiendo horas y horas de Netflix, jugando, descargando aplicaciones desde su sistema Android TV, escuchando videoclips con su sistema de sonido Acoustic Surface y mirando los canales tradicionales de televisión. Un uso intensivo para contaros todos los detalles del nuevo televisor de gama alta para 2018. Con todo, aquí os dejamos con nuestro análisis de la Sony OLED AF8 TV. Sony AF8 OLED TV: especificaciones técnicas Sony AF8 OLED TV Tamaños 55 / 65 pulgadas Resolución 4K UHD (3.840 x 2.160 puntos) Tecnología del panel OLED (10 bits, 120Hz) Soporte DCI-P3 HDR 10 / HLG / Dolby Vision Mejora de imagen 4K HDR Processor X1 Extreme 4K X-Reality Pro TRILUMINOSMotionflow XR Puertos HDMI 4 HDMI (1 lateral/3 inferiores), HDCP2.2 , 1 ARC Conectividad 3 USB, WiFi 802.11a/b/g/n/ac y Bluetooth 4.1, Chromecast integrado. Duplicado de pantalla (Miracast). Video & TV SideView (iOS/Android), HEVC, 2 tdt-2 Modos de imagen Vivo, Estándar, Personalizado, Cine profesional, Cine en casa, Deportes, Animación, Fotografía-Vivo, Fotografía-Estándar, Fotografía-Personalizado, Juegos y Gráficos Sonido Acoustic surface. ClearAudio+ Dolby Digital, Dolby Digital Plus y Dolby Pulse. Smart TV Android TV 7.0 Almacenamiento 16GB VESA 55": 300 x 200 mm 65": 300 x 300 mm Dimensiones y peso 55": 122,6 x 71,7 x 25,5 cm / 22,2 kg 65": 144,7 x 84,1 x 25,5 cm / 28 kg Precio 55": 2.799 euros 65": 3.799 euros Sony apuesta por el minimalismo y un diseño más clásico en su nueva OLED Con la Sony OLED AF8 tenemos una televisión que convencerá a la mayoría de usuarios. Al contrario que la A1, donde teníamos un diseño más vanguardista y cierta inclinación, con la AF8 volvemos a un televisor con un estilo más clásico, peana central y todo el protagonismo para la pantalla. Más allá del LED central de apagado/encendido que podemos ocultar a nuestra elección, no hay elementos frontales que nos distraigan de la imagen. Sony ha sido bastante pragmática y con la AF8 tenemos una tele que quizás no llame la atención por su diseño, pero quedará bien en la mayoría de hogares ya que tenemos únicamente un pequeño marco negro y una peana prácticamente plana y plateada que nos parece bastante elegante. La pantalla OLED es la principal protagonista de la Sony AF8 y no hay ningún elemento que nos distraiga de la imagen, salvo una pequeña peana central plateada. El pie de la AF8 no sobresale en exceso. En total tenemos un televisor que nos ocupará 25 centímetros desde el fondo trasero, hasta la punta de esta peana. Lo que en la práctica es una ganancia de espacio de algo más de ocho centímetros respecto a la A1. Como ocurre en muchos televisores, esta peana suele llenarse de polvo rápidamente, aunque es cómoda de limpiar y no se raya fácilmente. La peana es plana y el televisor queda al nivel de la mesa o la superficie donde la coloquemos. Si tenemos algún pequeño desnivel o hay un salto, lo notaremos, pero la tele queda siempre estable y no necesita apoyarse por las puntas, ya que la mayoría del peso está entre la peana y la parte central. En nuestro caso, hemos tenido la tele sobresaliendo ligeramente la esquina y no ha sido un impedimento para hacer un uso normal de ella. En la esquina inferior izquierda encontramos el logo de Sony y pese a que si nos acercamos se aprecia con facilidad, desde el sofá o un par de metros no nos daremos cuenta que está ahí. Ese minimalismo de la parte frontal también se traduce a la parte trasera, aunque como ocurre en general con toda la AF8, no llega a sorprender. Estamos ante un televisor OLED de la gama más alta pero las sensaciones son más cercanas a la serie XF90 y el resto de la familia que no del modelo estrella del fabricante. En la parte trasera nos encontramos con una parte superior totalmente lisa y una barra central con el logo de BRAVIA. Los acabados son de plástico y tenemos los conectores en un lateral. Sony acostumbra a ofrecer compartimentos desmontables para que tapemos estas zonas y tanto los cables como las conexiones queden escondidos, dando una sensación de mayor pulcritud. Los cables de alimentación o antena quedan recogidos en la parte inferior y con la tapa trasera, que tiene una forma similar a la peana frontal pero más gruesa quedan ocultos. En el centro encontramos el subwoofer trasero que complementa el sistema Acoustic Surface que después pasaremos a describir. La colocación de los conectores nos ha parecido correcta. Con los puertos HDMI ARC, Ethernet y de antena en la parte inferior y los USB, óptico digital y HDMI en el lateral. Para quienes busquen un televisor funcional y práctico, esta AF8 encaja dentro de esos parámetros. Las conexiones son de fácil acceso y al contrario que el modelo OLED A1, no tendremos ningún tipo de problema en colgarla de la pared. Respecto a colgarla de la pared, contamos con compatibilidad VESA en unos tamaños que varían dependiendo de las pulgadas del modelo, pero no son precisamente medidas muy amplías y no habrá problemas en encontrar soportes compatibles. De hecho, al contrario que la Sony A1 donde teníamos un diseño pensado para colocarse encima de una superficie, con esta Sony AF8 podremos colgarla de la pared sin problemas, quedando una distancia hasta la pared de unos 76mm. Los marcos de la Sony AF8 disponen de acabado en aluminio y son muy delgados, algo habitual en las pantallas OLED donde el grosor no supera el centímetro. La AF8 no es la televisión más delgada del mercado, pero sí da sensación de ser fina y claramente está a mucha distancia respecto a los televisores LCD, considerablemente más gruesos. Conectividad y mando a distancia Estamos ante un televisor de gama alta y como no podía ser de otra manera dispone de todas las conexiones necesarias para disfrutar al máximo del contenido en alta definición. Sony añade puertos HDMI 2.0, USB grabador, TDT-2 y todas las conexiones necesarias hoy en día. En el lateral tenemos dos puertos USB 2.0 y un HDMI. En la parte inferior encontramos un USB grabador 3.0 y tres puertos HDMI adicionales, de los cuales el puerto 3 es HDMI ARC y tanto el 3 como el 2 son también HDMI 2.0. Estos últimos serán los que utilizaremos para conectar las unidades Blu-Ray o las videconsolas para poder reproducir contenido en 4K/60fps. Eso sí, previamente deberemos activarlo a través de los Ajustes > Entradas externas > Formato mejorado. También en la parte inferior encontraremos la conexión de antena. La AF8 cuenta con doble sintonizador, TDT-2 y WiFi 802.11ac, un estándar para garantizar la mejor conexión pese a que el router no se encuentre en la misma habitación que la tele. El mando a distancia de la AF8 es el mismo control de las teles Sony durante los últimos años. Funciona a través de infrarrojos, quedándose el Bluetooth únicamente para activar el micrófono que incorpora. Tenemos botones para acceder directamente a Google Play y Netflix y el resto de botones para acceder a los menús. En mando es ligero, fabricado en plástico y los controles son bastante intuitivos, pero vamos echando en falta una evolución en su diseño. Algo más actual, con una interfaz táctil y cercano al nivel premium que ofrecen los mandos de la competencia en sus televisores más avanzados. Experiencia de uso: Android TV necesita una actualización El sistema de 'smart tv' que encontramos en este televisor es Android TV 7.0 Nougat, la plataforma de Google orientada a televisores y grandes pantallas. El sistema es práctico, fácil de controlar vía el móvil gracias a Chromecast y podemos buscar en el televisor mediante la voz. Sin embargo en la AF8 moverse por los menús puede llegar a ser muy tedioso. Las animaciones, abrir aplicaciones y en general todo el uso es demasiado lento, en parte provocado por el procesador MediaTek que incluyen los televisores desde hace años y provoca que la experiencia de uso no sea la esperada. Y es que incluso con dispositivos Android TV mucho más económicos hemos notado una fluidez mayor. Respecto a las aplicaciones, en Android TV tenemos acceso a un gran catálogo de aplicaciones desde Google Play como Youtube, Netflix, Amazon Prime Vídeo o Movistar+. Sony no incluye aplicaciones propias más allá de un reproductor propio de música y vídeo, además de Sony Select con recomendaciones de aplicaciones. También seguimos encontrando Samba Interactive TV, un servicio de descubrimiento de canales de dudosa utilidad. Android TV es un sistema con un gran catálogo de aplicaciones y muchas posibilidades, pero incluso en esta AF8 de gama alta seguimos sin lograr que todas las transiciones sean perfectamente fluidas. Sony nos ha prometido la actualización a Oreo durante la segunda mitad de año, aunque es un punto conflictivo. También esperábamos la compatibilidad con Dolby Vision y todavía no está disponible. El catálogo es limitado en Europa y entendemos que Sony prefiere ir con calma, pero el retraso ha sido importante y ya estamos viendo algunos movimientos. Otra característica que tampoco tenemos disponible es Google Assistant. Más allá de las características de Android TV, en la AF8 encontramos varias opciones para paneles OLED: actualización del panel y desplazamiento de píxeles, dos ajustes para corregir problemas en la pantalla con píxeles muertos y retención de imagen con logos fijos. Problemas habituales en los paneles OLED y contra los que se intenta combatir a través del software. Otro añadido es el 'modo juegos', una opción que activaremos cuando vayamos a utilizar el televisor conectado a la videoconsola ya que reduce enormemente el input lag. En este caso los datos son similares a los obtenidos en la A1: 110ms y 90ms en 1080p/60Hz y 4K/60Hz respectivamente y al activar el modo juegos unos más adecuados 20ms y 30ms. Calidad de imagen Nuestro modelo de pruebas ha sido el 55AF8, el modelo OLED de 55 pulgadas. Durante estas semanas hemos estado reproduciendo contenido en múltiples plataformas de streaming, visionado películas en 4K HDR como 'Mad Max: Fury Road' o 'Wonder Woman', conectado a mi consola Xbox One y solicitado durante un fin de semana la PlayStation Pro para apreciar las bondades del God of War 5 y el magnífico HDR del que dispone la Sony AF8. Estamos ante un televisor OLED de primer nivel con una calidad excepcional, replicando en cierta manera la experiencia ya vista el año pasado con la A1. El panel a todas luces parece ser el mismo, se incorpora el mismo procesador X1 Extreme y salvo detalles difícilmente discernibles si no las tenemos al lado, diríamos que la calidad de imagen es la misma. Colores vívidos y llamativos, pero sin parecernos saturados. La calibración de Sony, sobre todo en los modos de imagen adecuados, es muy acertada y todas las imágenes ofrecen tonos naturales y reales. Sony nos ofrece un televisor OLED con negros puros, un contraste excelente y un nivel de brillo que supera ligeramente a la A1, el modelo OLED del año pasado. A favor de la AF8 comentar que preferimos su 'no inclinación', notamos menos reflejos en la pantalla y los ángulos de visión son excelentes como ocurren en todos los televisores OLED. Y por esta misma naturaleza, el brillo de la AF8 no alcanza los niveles que tenemos en los mejores paneles LCD. Aún así para ser una OLED el brillo es suficiente bueno y los reflejos bajos, por lo que podremos verla cómodamente en ambientes claros. El contraste nativo es perfecto, con negros puros y una uniformidad de color sobresaliente. Un televisor que hará las delicias para quienes busquen ver películas con el salón a oscuras pero también una tele que muestra imágenes espectaculares en todo tipo de situaciones. La riqueza de las imágenes se disfruta al máximo cuando el contenido está en 4K HDR pero también tenemos un muy buen escalado de imágenes. En la reproducción de vídeo FullHD el nivel de detalle y nitidez es magnífico. Aquí el procesador X1 Extreme creemos que hace un trabajo muy meritorio para adaptar el contenido. Tenemos tecnologías como Object base HDR re-master, que identifica los objetos y les aplica correcciones de color y contraste individual, Dual Database Processing, que analiza la imagen para eliminar ruido y mejorar el detalle y la que particularmente aprecio más, el Super Bit Mapping 4K, donde los degradados de colores y las luces son más suaves para permitir apreciar detalle en las escenas más difíciles y con más variaciones sutiles. Los paneles OLED ofrecen unas características muy apreciadas por los usuarios como son el contraste perfecto y esos colores difíciles de igualar por los paneles LCD. Sin embargo tenemos un brillo menor y en ocasiones parece que el negro absorba el resto de colores de la imagen, lo que resulta en imágenes algo oscuras. Para ajustar todos los detalles de imagen tenemos desde los ajustes de imagen un panel experto con opciones para modificar el brillo, el contraste, el nivel de negros o el movimiento. Aunque dependiendo del modo de imagen elegido se establecerán unos u otros niveles. Nuestro favorito es el cine profesional, donde conseguimos tonos muy naturales, el contraste no está al máximo pero nos permite ver un gran detalle en las zonas claroscuras o de luz más intensa. Además de las bondades del OLED, en la AF8 tenemos un altísimo nivel detalle, movimientos fluidos y una colorimetría muy realista. Sin duda un trabajo a nivel de procesado de imágenes de primer nivel. Otro aspecto donde la Sony AF8 hace un buen trabajo es en el movimiento. El MotionFlow para su panel OLED produce imágenes equilibradas, sin saltos ni trompicones pero tampoco sin un efecto desenfoque que se aprecie. Normalmente estos añadidos de movimiento no suelen ser tan agradables, pero en esta OLED de Sony es resultado nos parece correcto y agradable. Sonido muy limpio pero poco contundente La Sony AF8 incorpora de nuevo el sistema 'Acoustic Surface' que ya vimos en el otro modelo OLED de la compañía. No tenemos altavoces al uso, sino que el sonido se genera a través de la pantalla debido a unos activadores traseros. Por otro lado, mientras que la A1 contaba con un potente subwoofer trasero, en este caso tenemos dos subwoofers traseros, algo más pequeños. El sistema 'Acoustic Surface' permite generar el sonido a través de la pantalla. El resultado es limpio y claro en las notas más agudas, pero palidece ligeramente en las notas más graves. Los 50W de potencia son suficientes para la mayoría de salones pero no es el punto más destacado de la AF8. Las explosiones o notas más graves no tienen tanta contundencia como esperábamos. Además cuando el volumen se acerca a niveles máximos, la distorsión empieza a ser evidente. Por el contrario, los agudos, las voces, la música y siempre que el volumen se mantenga en unos niveles normales, el sonido producido es muy limpio y fidedigno. Sony implementa varias tecnologías como ClearAudio+, ClearPhase, DSEE y S-Force Surround para mejorar la fidelidad de la música. En el sistema de la AF8 tenemos como dos tweeters a izquierda y derecha que permiten un sonido estéreo envolvente que se aprecia fácilmente si estamos cerca de la tele. No tenemos así certificación Dolby Atmos, una característica que Sony reserva para sus barras de sonido de gama alta. Sony AF8 OLED TV: la opinión y nota de Xataka Sony ofrece una calidad de imagen excelente en sus televisores de gama alta. Lo vimos el año pasado con la OLED A1 y con esta AF8 se repite la jugada. Tenemos un televisor con una calidad de imagen muy pareja, donde incluso en algunos aspectos como los reflejos y el brillo preferimos el modelo de este año. Cada vez hay más competición entre los televisores OLED y eso solo puede significar buenas noticias. Con la AF8 se ha dejado de lado el diseño de vanguardia para ofrecer un televisor más al uso, con peana central y un diseño algo menos premium. Algo que entendemos se acabará reflejando en el precio. Los paneles OLED ofrecen un contraste y una calidad de imagen que se aprecia a simple vista. Una uniformidad difícilmente alcanzables en los paneles LCD LED. Sin embargo el precio sigue siendo un factor clave a la hora de apostar por uno u otro modelo. La AF8 compite contra televisores OLED como el LG C8, que este año también apuesta por el procesado de imágenes como una manera de mejorar la calidad y contra modelos con retroiluminación como la Samsung Q9FN, donde también se consiguen niveles de negros muy buenos y un nivel de brillo mayor. El Sony AF8 es un televisor OLED de gama alta con una calidad de imagen y calibración excelente. Su diseño es clásico pero convence, Android TV necesita mejorar y el sonido desde la pantalla es limpio y fiel. Un televisor completo y equilibrado que a la que baje de precio y reciba algunas actualizaciones pendientes será una opción muy recomendable. Respecto al sonido, la AF8 se queda algo corta si lo que buscamos es un sonido fuerte, potente y contundente. Pese a ello, el sistema 'Acoustic Surface' produce un sonido envolvente y muy agradable en la mayoría de situaciones. El único punto donde este televisor de Sony no cumple las expectativas para su rango de precio es en el rendimiento. Android TV no es un mal sistema para televisiones y pronto recibirá una importante actualización que modificará la interfaz para hacerla más vistosa. Pero el procesador interno de esta AF8 está muy lejos de su procesador de imágenes. Y esto lo que provoca es que pese a que se vean imágenes espectaculares, a la hora de moverse, abrir películas o controlar el televisor, no sea tan fluido como debería. 9.1 Diseño9.0 Calidad de imagen9.5 Sonido8.75 Interfaz y software9.0 A favor Diseño minimalista y conexiones fácilmente accesibles Panel OLED con contraste perfecto y bajos reflejos Excelente representación de color y HDR de primer nivel Sonido limpio y envolvente En contra Seguimos sin actualización a Dolby Vision ni Google Assistant Graves poco contundentes Android TV no funciona aquí tan fluido como otras plataformas [[actualizacion: {"text":"El equipo ha sido cedido para la prueba por parte de Sony. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas."}]] En Xataka | Sony 55XF90, análisis: un televisor LCD LED capaz de intimidarnos por su negro y su contraste gracias a la tecnología FALD También te recomendamos Romances, asesinatos, secuestros… Lo que da de sí una lavandería en esto del cine Sony 55XF90, análisis: un televisor LCD LED capaz de intimidarnos por su negro y su contraste gracias a la tecnología FALD Xiaomi Mi Notebook Pro con Core i7 y SSD de 256 GB por menos de 800 euros, aspiradoras Dyson y mucha tele 4K: Cazando Gangas - La noticia Sony AF8, análisis: la apuesta de Sony en televisores por un OLED más asequible fue publicada originalmente en Xataka por Enrique Pérez .

Leer más »