Compartir en Facebook

admin

Así es el primer satélite espía español, que será lanzado este domingo por SpaceX

Mañana, domingo 18 de febrero a las 15:17 hora española, SpaceX tiene programado un despegue desde la Base Aérea Vandenberg en California. En él se lanzará un Falcon 9, que pondrá en órbita el satélite 'Paz' diseñado por el gobierno español a través de Hidesat, una empresa española de comunicaciones privadas que presta también sus servicios al Ministerio de Defensa desde 2001. Desde el principio se le ha considerado como un satélite espía, aunque también tendrá aplicaciones científicas y civiles. Forma parte del 'Programa Nacional de Observación de la Tierra' aprobado en julio 2007, y con él España se unirá al selecto grupo de países con capacidad autónoma de observación de la tierra. Ha sido construido por Airbus Defence and Space, lo operará Hidesat, y cuenta con varios sistemas destinados a aplicaciones militares, científicas y comerciales. Quince órbitas diarias y tres modos de imagen Paz es un satélite hexagonal de 1.450 kg, 5 metros de longitud, y un coste de 160 millones de euros. Se situará en la órbita terrestre baja, a unos 514 kilómetros de altura, y su instrumento principal es un radar de apertura sintética (SAR). Con él cartografiará la tierra en tres dimensiones, y será uno de los primeros que combinará estos datos con un sofisticado Sistema de Identificación Automática (AIS), lo que le permitirá realizar la mejor monitorización posible del entorno marítimo mundial. El satélite llevará a cabo su misión durante cinco años y medio. En ese tiempo, realizará 15 órbitas diarias alrededor de la tierra, con las que cubrirá un área de más de 300.000 kilómetros cuadrados a una velocidad de siete kilómetros por segundo, obteniendo 100 imágenes de muy alta resolución cada 24 horas. Estas imágenes se podrán realizar independientemente de las condiciones meteorológicas, tanto de día como de noche, y permitirán efectuar operaciones de vigilancia y cartografía con tres modos diferentes. Por una parte, habrá un modo Stripmap con imágenes de 50x30 km y hasta 3 metros de resolución, un Spotlight con 5x5 y 10x10 kilómetros con un metro de resolución, y Scansar con imágenes de 150x100 km y hasta 18 metros. Paz también llevará un experimento desarrollado por un equipo del Institut de Ciències de l’Espai (IEEC-CSIC), y con el que por primera vez se medirá la ocultación de señales de radiofrecuencia en sus dos polarizaciones. Su objetivo final será el de mejorar las predicciones de los comportamientos atmosféricos, como las lluvias e inundaciones, y tener más tiempo para tomar las medidas que sean necesarias para evitar los posibles desastres que puedan causar. Para ello, el experimento permitirá ver cómo se ocultan las señales GPS a su paso por la atmósfera. Al hacerlo, se analizarán los cambios en la señal producidos por los propios fenómenos atmosféricos. Principalmente medirán las lluvias extremas que se producen en el contexto del cambio climático, lo que le permitirá obtener unos datos que serán muy valioso para poder realizar mejores modelos de clima para los fenómenos extremo que cada vez se producirán con más frecuencia. En un futuro, a Paz se le unirá un segundo satélite llamado Ingenio, que complementará su información obteniendo imágenes ópticas. Cuando ambos proyectos fueron presentados en 2007, se esperaba que ambos estuvieran operativos en el espacio para 2012. Sin embargo, y tras numerosos retrasos, Paz ha tenido que esperar hasta 2018 para ser lanzado, e Ingenio todavía no tiene fecha definitiva para su lanzamiento, aunque se espera que sea durante 2019. Un instrumento valioso para el control de fronteras Desde el momento en el que se presentó el proyecto, casi todos los medios se empezaron a referir a él como el primer satélite espía español. Sin embargo, ya en una entrevista de 2007, sus responsables intentaban evitar ese término, prefiriendo utilizar otro más genérico como "satélite de observación" debido a sus otras aplicaciones. Entre los beneficios a los que apuntaron desde entonces, están el conseguir una mayor eficacia en la valoración de los recursos naturales, más rapidez en la respuesta ante catástrofes, y una mejor planificación de las infraestructuras y de la ordenación del territorio. Eso sí, también admitieron que sería "un instrumento muy valioso para el control de nuestras fronteras" o la seguridad de las tropas en el exterior. "Es verdad que el satélite de Industria (Ingenio) estará orientado hacia los usuarios civiles y el nuestro se va a centrar más en los temas de seguridad y defensa nacional, pero hay problemas de medio ambiente, como los vertidos marinos, que sólo el satélite radárico puede detectar", decía la por entonces Secretaria de Estado, Soledad López. En cuanto al nombre, se llama Paz porque el Ministerio de Defensa quería un nombre femenino y que reflejase "de manera evidente para todo el mundo" su objetivo primordial, el de garantizar la seguridad y la defensa nacional. En cualquier caso, para que todo esto sea posible el satélite primero tendrá que ser lanzado. Inicialmente el lanzamiento iba a correr a cargo de la empresa rusa Kosmotras, pero tras sus retrasos Hidesat canceló el acuerdo con ella en 2016, y en marzo del 2017 llegó a un acuerdo con SpaceX para encargarse del lanzamiento. Podrás ver el lanzamiento en directo Para quienes quieran ver el lanzamiento del satélite, Space X habilitará un vídeo en directo para poder verlo en streaming desde YouTube. Con él podrás ver cómo despega el noveno Falcon 9 reutilizado por Space X. Junto al satélite español, se espera que SpaceX también lance los primeros dos satélites de pruebas para la red de banda ancha mundial que prepara Elon Musk: Starlink. Se trata de un proyecto de internet satelital con velocidad gigabit presentado hace tres años, y con el que sería capaz de proporcionar internet a todo el mundo a bajo coste. Los de mañana serán solo 2 de los 4.425 satélites que quieren lanzarse con este proyecto. En Xataka | Si alucinaste con el lanzamiento del Falcon Heavy, hay más: éste es el calendario de los próximos eventos de SpaceX También te recomendamos Estas son las apps (y 3 wearables) más populares para hacer deporte Zuma, el satélite secreto del gobierno estadounidense, se ha perdido: no está en órbita, donde quiera que esté Elon Musk iniciará las pruebas de su gran red global de internet con dos satélites que se pondrán en órbita este 17 de febrero - La noticia Así es el primer satélite espía español, que será lanzado este domingo por SpaceX fue publicada originalmente en Xataka por Yúbal FM .

Leer más »

Los “trucos” de los peces y otros animales marinos para hidratarse con agua de mar

Lo de que no debemos beber agua salada lo aprendemos casi sin querer cuando jugando con las olas damos algún trago (y ya no nos apetece repetir). Esto, además de poco agradable, es peligroso a nivel orgánico, pero entonces puede que nos venga una duda: ¿cómo se hidratan los animales marinos si beber agua salada puede ser perjudicial? De ahí además nos pueden saltar más dudas: ¿beben los peces y animales de río? ¿Los riñones de los mamíferos marinos son más parecidos a los de los peces que a los de otros mamíferos? Como cabe pensar, la naturaleza es sabia y la evolución ha ido conformando sistemas para que todos estos animales puedan hidratarse bien bebiendo o bien tirando de otras fuentes (nunca mejor dicho), así que veamos cómo trabajan las aguas menores estos organismos. ¿Beben los peces agua salada? ¿Y agua dulce? Pese al cúmulo de sustancias “curiosas” que tendrá el agua de mar de las playas, por un trago no nos vamos a morir. Pero lo que pasaría si nos dedicásemos a beber agua salada (hablando de una con 33 gramos de sal por litro, como la del mar) es que la concentración de sales de nuestros fluidos es mucho menor (9 gramos de sal por litro de agua), y al intentarse igualar concentraciones por ósmosis las células liberarían demasiada agua encogiéndose, acabando en una deshidratación extrema al intentar expulsar la sal con orina (exigiendo más agua de la que se ingiere). Al intentar igualar concentraciones por osmosis las células liberarían demasiada agua encogiéndose, acabando en una deshidratación extrema De ahí que los fluidos de muchos de los animales marinos tengan la misma concentración en sales que el agua de mar. Como nos recordaban en Naukas, entre ellos encontramos a los moluscos bivalvos, equinodermos (estrellas de mar, erizos), esponjas, anémonas y muchos otros, todos ellos capaces de tener un “tú a tú” de concentraciones y evitar la deshidratación. No obstante, otros cuyo diseño no se afinó tanto en este sentido aunque parezca todo lo contrario: los fluidos internos de los teleósteos marinos (y otros grupos) tienen una concentración de sales menor que la del agua marina. Tele... ¿Qué? Teleósteos, lo cual agrupa a la mayoría de grupo de peces de mar. Así, aunque vivan como pez en el agua literalmente las merluzas, besugos, anguilas y otras especies requieren unas maniobras especiales para evitar la deshidratación a tomar agua marina. ¿Cuál es pues su truco? Evitar la absorción de sales (de todas) para quedarse con el agua, expulsándolas al exterior. Las sales que no se absorben quedan en el interior del intestino junto con el resto de elementos no deseados de los alimentos. Desde ahí son expulsadas al exterior vía las branquias y la orina, pero para evitar la deshidratación producen muy poca (y muy salada). De hecho, tienen unos riñones bastante diferentes al resto en cuanto a estructura y funcionalidad. La nefrona es la unidad funcional y estructural básica en un riñón; en el riñón de un vertebrado superior terrestre (como podemos ser nosotros, la vacas o los gatos, entre otros muchos) vemos estructuras que no vemos en ocasiones en los de los peces teleósteos, como el corpúsculo renal (donde se realiza la filtración) o el túbulo contorneado distal (donde también se realizan filtraciones), como explican en detalle en este estudio de la Universidad de La Plata (Argentina). Entonces, ¿beben agua salada los peces? Sí, los de mar de hecho han de beber este agua. Pero la cosa cambia para los de río, cuya concentración de sales en sus fluidos corporales es superior a la del agua en la que nadan. De beber les pasaría al contrario que a nosotros al beber agua salada: sus células absorberían agua para igualar concentraciones con el exterior (agua dulce), hinchándose hasta explotar. ¿Beben agua salada los peces? Sí, los de mar de hecho han de beber este agua, pero la cosa cambia para los de río Lo que ocurre con los peces de río también nos lo aclaraban en Naukas, donde nos explicaban que los peces de agua dulce tienen dos mecanismos para evitar que entre agua dulce: la impermeabilidad y casi no beber (sólo lo necesario para asimilar los iones que necesitan). Aún así hay entrada de agua (algunos tejidos epiteliales no pueden impermeabilizarse por sus funciones), pero estos peces producen un volumen de orina importante, siendo los animales de río que mayor cantidad de orina producen. ¿Beben los mamíferos marinos? Los peces teleósteos se ayudan de las branquias para eliminar el exceso de sales, pero ¿qué ocurre con los animales que habitan en el mar y no disponen de este órgano especializado? No se sabe muy bien con qué frecuencia beben agua del mar los mamíferos marinos, pero la clave de nuevo está en parte en los riñones. Los fluidos de focas, ballenas, delfines, manatíes y otros mamíferos marinos tienen una concentración de sales similar a la del resto de vertebrados terrestres (menor a la del agua salada), ergo de beber agua marina correrían el riesgo de esa deshidratación que explicábamos. Pero si se sabe que beben, y además está la parte de agua salada proveniente de los alimentos, ¿qué hacen para evitarla? La evolución, como siempre, tiene "la culpa". Estos animales desarrollaron un riñón morfológica y funcionalmente distinto al de un animal terrestre (más nefronas en menor espacio, llamado riñón reniculado), de modo que pueden recoger la máxima cantidad de sal posible y eliminarla con la orina. De este modo, la orina de los mamíferos marinos es muy salada (la de los leones marinos llega a ser 2,5 veces más salada que el agua del mar, según recordaban en Muy Interesante). Y además de tener riñones adaptados, lo que hacen es intentar beber agua dulce cuando pueden y lo mismo que los pacientes de hipertensión: intentar no comer alimentos excesivamente salados, como explicaban en Scientific American. También te recomendamos Estas son las apps (y 3 wearables) más populares para hacer deporte Sin quererlo, los científicos están ayudando a los cazadores furtivos a acabar con especies en peligro de extinción "No bebas agua marina": así es como la mayoría de mamíferos marinos consiguen sobrevivir a la deshidratación en mitad del mar - La noticia Los "trucos" de los peces y otros animales marinos para hidratarse con agua de mar fue publicada originalmente en Xataka por Anna Martí .

Leer más »