Compartir en Facebook

Argentina: Imputaron a Mauricio Macri por la adjudicación de rutas aéreas.

descargaEl fiscal federal Jorge Di Lello impulsó hoy una investigación penal contra el presidente Mauricio Macri, y otros funcionarios de su gobierno, por la concesión de rutas aéreas a la empresa Avianca, supuestamente vinculada con la familia del jefe del Estado, en perjucio de la estatal Aerolíneas Argentinas.

Di Lello mencionó la posible comisión de los delitos de “asociación ilícita, negociaciones incompatibles, defraudación contra la administración pública y tráfico de influencias”.

La investigación apunta también contra el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich; el titular de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), Juan Pedro Irigoin, y el Director Nacional de Transporte Aéreo de ese organismo Hernán Gómez.

Avianca, empresa de origen colombiano pero que opera rutas en todo el mundo, adquirió en 2016, cuando Macri ya era presidente, la firma Macair Jet al conglomerado empresario de la familia del Jefe del Estado.

Entre otras medidas de prueba, el fiscal pidió la declaración como testigo de la ex titular de Aerolíneas Argentinas Isella Constantini, quien renunció en diciembre del año pasado en medio de fuertes versiones sobre su discrepancia sobre el ingreso de compañias de bajo costo al país.

Di Lello le pidió al juez federal Sergio Torres que avance en la investigación contra Macri; el titular del grupo SIDECO Franco Macri; el secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis y directivos de AVIANCA, como partes supuestamente de uno y otro lado de la acción investigada como delito.

33131683745_2ed69dc51a_bSegún informó el sitio oficial del Ministerio Público, www.fiscales.gov.ar, “la imputación también alcanza al director general de Logística de la presidencia de la Nación, Carlos Cobas; al titular del grupo de empresas que conforma la línea aérea AVIANCA, Germán Efromovich; al CEO de Avian Líneas Aéreas, Carlos Benjamín Colunga López, y al titular de Unidos Air S.A., Diego Martín Colunga López”.

La denuncia fue presentada por los diputados del Frente para la Victoria Juan Cabandié y Rodolfo Tailhade, y añade la posibilidad de que se esté poniendo en riesgo la seguridad en los vuelos y, por otra parte, “que el gobierno nacional dejó de utilizar la flota de aviones presidenciales -que lleva adelante los viajes del presidente y funcionarios de primera línea- por servicios de empresas privadas”.

Di Lello se hizo eco de esas denuncias y sumó, además, que se desconoce oficialmente “el monto y la forma en que se pagó a la familia Macri” la compañía aérea mediante la cual Avianca abrió las puertas a las compañías “low cost” en la Argentina.

“Comprar a la familia de un presidente una compañía aérea, con perspectiva de crecimiento intenso en el país, representa un beneficio extra a la hora de destrabar autorizaciones, ampliar rutas y desplegar un plan de negocios”, advirtieron los denunciantes y recogió Di Lello.

“De las 26 rutas solicitadas por Avianca le fueron aprobadas el 100 por ciento, y de las 99 que pidió Fly Bondi, se le aprobaron 69, es decir un porcentaje de casi el 70 por ciento. Al respecto, se indica que Fly Bondi, que en los papeles es FB Líneas Aéreas, es de propiedad de Richard Guzman, y socio de la misma es Mario Quintana, actual secretario de Coordinación Interministerial”, resume el impulso de investigación de Di Lello.