Compartir en Facebook

Al Abadi asegura tener listo plan para asaltar último bastión de EI en Nínive

En el casco antiguo de la ciudad septentrional de Mosul, de la que fue expulsado el grupo terrorista Estado Islámico (EI) hace dos semanas, aún hay yihadistas escondidos, por lo que las tropas iraquíes mantienen la zona cerrada y buscan a los últimos radicales en los túneles y recovecos. EFE
Más

Bagdad, 29 jul (EFE).- El primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, afirmó hoy que se ha concluido la preparación para asaltar la comarca de Tel Afar, el último bastión en manos del grupo Estado Islámico (EI) en la provincia de Nínive, aunque no ofreció ninguna fecha sobre cuándo comenzará el asalto.

En un discurso durante la inauguración de la tercera edición del parlamento de jóvenes iraquíes, Al Abadi aseguró que Tel Afar "será reconquistada" con la participación de todas las fuerzas de seguridad, incluidas las milicias chiíes Multitud Popular, cuya participación es rechazada por distintas personalidades y ONG que las acusan de cometer violaciones sectarias.

Unos abusos que fueron negados recientemente por el portavoz de Multitud Popular, Ahmed al Asadi, que agregó a Efe el pasado lunes que sus tropas "van a ser una de las fuerzas principales en la ofensiva" de Tel Afar.

Según Al Asadi, la ofensiva contra esta ciudad del noroeste no se comenzará hasta dentro de dos a tres semanas, cuando las fuerzas que participaron en la toma de Mosul, hayan descansado.

Al Abadi aseguró el pasado 23 de julio que Multitud Popular es una "institución principal" en Irak.

En su discurso de hoy sostuvo que los habitantes del sur de Irak "se han sacrificado por los de otras zonas", y han "superado las diferencias sectarias y étnicas y conseguido la unión entre los iraquíes".

El sur de Irak es mayoritariamente chií, mientras que la comunidad suní se concentra en las provincias del noroeste del país, donde la expansión del EI fue mayor.

Al Abadi concluyó que "el mundo admira la victoria que logró Irak" contra los terroristas en Mosul, ya que "no lo esperaban tan rápido, y en las circunstancias tan difíciles que vive el país".

Tras la caída de Mosul, las fuerzas iraquíes se preparan para tomar el control de Tel Afar, conquistada por los radicales en 2014.

RebloguearCompartirTuitearCompartir